Materialsolarykits

TECNOSOLAR CHAVES

El autoconsumo consiste en generar energía eléctrica, normalmente de origen primario tipo renovable (sol y viento) y consumirla in situ, es decir donde se produce. Se llama residencial porque el autoconsumo se enfoca hacia zonas o nucleos poblacionales de tipo residencial o comercial, donde las necesidades de energía se consumen en baja tensión que es la forma más barata de usar la electricidad que obtenemos de los generadores eléctricos que hacen uso de recursos renovables ya que de lo que se trata es que los electronesno viajen mucho más allá de donde se generan, al menos en su gran mayoría. ¿Qué diferencia hay con la generación eléctrica en aislada? La diferencia que existe entre esta forma de consumir energía y la que se genera en instalaciones FV o eólicas aisladas de la red, es que los generadores de autoconsumo residencial si que están conectados a la red de tal manera que esta pueda absorber los excedentes en momentos de no consumo eléctrico o, por el contrario, que la carga interna pueda tomar la energía eléctrica necesaria en momentos donde el recurso renovable no sea capaz de cubrir la demanda de consumo residencial. De alguna manera la red eléctrica es como un gran almacén eléctrico que uno usa en función de sus necesidades. '' Ahora te inyecto ahora me das '' . ¿Cómo se materializa una instalación para el autoconsumo residencial? Básicamente mediante la instalación de un microgenerador eólico o fotovoltaico colocado en un espacio ocioso y adecuado de la cubierta del edificio residencial u otra zona ociosa (zonas comunes, parking, etc), incluso integrado como cerramiento del propio edificio. Al equipo generador propiamete dicho, hay que añadir la instalación de un equipo inversor de tipo multifuncional e inteligente, capaz de gestionar distintos flujos de energía eléctrica de entrada o salida y, finalmente, un contador eléctrico bidireccional con el que la compañia de distribución calculará lo saldos energéticos de consumo, unas veces a favor otras no tanto, pero siempre, siempre, ahorrando energía NO renovable y evitando la emisión de enormes cantidades de CO2 a la atmósfera. Es decir siendo eficientes energéticamente. ¿Es factible acumular energía eléctrica? No solo es factible, es además necesario para la propia estabilidad de la red eléctrica y, sobre todo, es un interesante negocio que más adelante explicamos. El método de almacenamiento suele ser mediante la instalación de backup de baterias cuyo desarrollo en los próximos años va a ser espectacular. ¿Qué normativa ampara estas instalaciones? Europa ampara mediante la normativa 2009/72/CE el desarrollo de las redes inteligentes una vez que hay un desarrollo sustancial de las fuentes de energía renovables con sus problemas de generación y distribución. Pero para que tengan sentido las redes inteligentes más allá del desarrollo de potentes programas para la telegestión, tienen que potenciarse la generación distribuida de electricidad para que tenga su nicho de aplicación ahora que la tecnología es capaz de controlar desde una minicentral hidroeléctrica hasta la batería de un coche eléctrico enchufable es decir tiene que potenciarse el autoconsumo residencial. En esto está Europa y el sentido común. ¿Qué coste económico tienen estas instalaciones? El coste de las instalaciones orientadas al autoconsumo residencial tiene un desarrollo similar al que tiene en la actualidad las instalaciones orientadas a la venta a la red sean estas basadas en fuente primaria solar o eólica. Obviamente de mucho menor tamaño dado que su ubicación será en espacios ociosos urbanos, normalmente escaso. A este coste habrá que añadir el derivado de la instalación de los contadores bidireccionales inteligentes y si así se desea, el coste que supone optar por unrack de baterías con capacidad de acumular electricidad barata como puede ser la procedente de los excedentes de no autoconsumo o la que proviene de las horas valles del sistema eléctrico general. Sin embargo este coste tendrá en los próximos años, una caida descendente muy pronunciada, en la medida que el mundo ha decidido cambiar el paradigma energético basado en petróleo. Caen los precios de los paneles fotovoltaicos, pero también la de los equipamientos de inversión y control. Caen los precios de las baterías y también los de tramitación, proyecto e instalación. Es imparable la caida. Y finalmente se innova mucho, todos los equipos y los paneles de tecnología FV serán mucho más eficiente con el tiempo, dentro de poco tiempo. La rentabilidad subirá como la espuma. ¿Porqué es una inversión rentable? Por tres razones: Porque ahorramos en la energía eléctrica que consumimos y que compramos a la red. Y el coste de esta energía va a subir mucho en los próximos años. Porque podemos vender la energía eléctrica que producimos a coste 0 y que no consumimos in situ bien como consecuencia de periodos de ausencia o de una política de ahorro en nuestra propia red interna (bombillas de bajo consumo, equipos más eficientes, temporizadores, etc). Porque un microgenerador de renovable es un activo fijo revalorizable en la medida que se consolidan y extienden las redes inteligentes. ¿Quiere saber en que medida es rentable?. Puede calcularla. ¿Qué son las redes inteligentes? Las redes inteligentes en el mundo de la generación eléctrica es un desarrollo tecnológico que permite mantener, controlar y gestionar de forma sencilla y barata un amplio espectro de fuentes de energía, en nuestro caso destinadas a la producción de electricidad, sin importar la potencia de la fuente, distancia y tiempos de producción. La existencia de redes inteligentes posibilita el desarrollo del negocio de la distribución a pequeña escala, cuyo incentivo económico es saber actuar en función de la oferta y la demanda en áreas pequeñas, descargando de la red de alta tensión una actividad que en muchos casos es crítica además de cara. Por ejemplo el eterno problema de los picos que durante el verano genera el tema de la climatización. ¿Cuando puede ser interesante invertir en este tipo de instalaciones? Desde ahora mismo por dos razones principales. La primera porque la puesta en marcha de incentivos y tasas orientados al fomento de la eficiencia energética, versus autoconsumo, garantiza su propia autofinanciación, cosa que más adelante, cuando bajen los costes de los equipos no va a ser así. La segunda razón es que en unos años veremos despuntar los precios de las materias primas y del petróleo. El coche eléctrico estará en nuestras calles demandando '' combustible '' barato y próximo. En ese momento nuestro generador FV es un activo fijo muy interesante para los gestores de redes inteligentes y por lo tanto revalorizable de forma constante al menos hasta que la oferta aumente. Recuerde que agua y energia es siempre un valor seguro desde el punto de vista financiero, y el tiempo juega a favor, al menos en los próximos 10 años donde todo este mundo va a cambiar (el 20% de ER para el 2020).
Ningun comentario
Agregar un comentario
Apodo
Email (opcional)
Comentario
Copiar la imagen