Materialsolarykits

TECNOSOLAR CHAVES

Un paso hacia la autosuficiencia Electrificación con energías renovables La energía solar fotovoltaica permite electrificar lugares con difícil acceso a la red eléctrica de distribución Aplicaciones: • Explotaciones agrarias • Turismo rural • Refugios de montaña • Segunda residencia • Viviendas Las instalaciones solares fotovoltaicas son una alternativa real, eficiente y sostenible de abastecimiento de electricidad. Es una tecnología que contribuye de manera significativa a la reducción de emisiones contaminantes y junto a la energía eólica es una herramienta clave para paliar los efectos del cambio climático. El principal material utilizado es la célula fotovoltaica, que a su vez está constituida de semiconductores, y es la encargada de convertir de manera directa la luz solar en energía eléctrica. El semiconductor más utilizado para la construcción de células solares fotovoltaicas es el silicio. El silicio es el segundo material más abundante en la tierra después del oxigeno. Un panel solar fotovoltaico es una unión de varias células fotovoltaicas con el fin de aumentar la tensión de salida y aprovechar esa electricidad para satisfacer todas nuestras necesidades diarias. Las tensiones típicas son 6, 12 y 24 voltios. Un sistema solar fotovoltaico consta principalmente de cuatro elementos: • Campo solar fotovoltaico o generador fotovoltaico • Regulador (gestiona la electricidad entrante y saliente, controla los ciclos de carga y descarga de las baterías y evita las sobrecargas y sobretensiones) • Acumulador (baterías para mantener la seguridad del suministro eléctrico) • Inversor, se encarga de convertir la corriente generada en los paneles (corriente continua CC) en corriente aprovechable en las casas (corriente alterna CA). Con la tecnología que disponemos actualmente podemos realizar la electrificación autónoma, de telecomunicaciones, en el sector náutico, en vehículos, sistemas de emergencia, caravanas, y en general, allí donde se disponga de un sistema acumulación y sea necesaria la corriente alterna convencional. También se puede electrificar viviendas aisladas de ocupación permanente, viviendas de fin de semana, refugios de montaña, ermitas, granjas, bodegas, bordas de pastores, equipamiento en áreas recreativas, instalaciones turísticas y campamentos de verano. Bombeo de agua Otra de las aplicaciones de la energía solar fotovoltaica es la alimentación eléctrica de sistemas de bombeos de agua autónomos, tanto para uso doméstico como agrícola. En muchas ocasiones se precisa bombear agua y no se dispone de energía eléctrica. Además se puede configurar un sistema con acumulación o sin ella para abaratar los costes, aunque de esta manera se dispone de bombeo solo cuando el campo solar está operativo. Otros sectores donde la energía solar fotovoltaica está presente son: • Bombeo de agua potable. • Extracción. Bombeo aplicación agrícola o ganadera. • Drenaje y desagüe. • Filtrado. • Depuración Esterilización. • Desalinización. • Sistemas de cloración. • Acondicionamiento Sistemas de aireación. • Tratamiento de agua. • Bombas de circulación. • Circulación Bombeo en fuentes decorativas. • Sistemas para el suministro. Los sistemas solares fotovoltaicos destacan por su fiabilidad, fácil instalación y limpieza. Existen desde pequeñas aplicaciones puntuales hasta grandes programas de electrificación rural de los que depende el desarrollo de regiones enteras. Los sistemas fotovoltaicos juegan un papel muy importante en el suministro de medicamentos en áreas remotas. Las vacunas son sensibles a las variaciones de temperatura y para que conserven sus propiedades deben mantenerse dentro de unas determinadas condiciones son numerosas las organizaciones internacionales que han adoptado sistemas fotovoltaicos para alimentar equipos de refrigeración en el que transportan los medicamentos. Existen miles de instalaciones fotovoltaicas que hacen funcionar equipamientos de hospitales y centros de salud rurales en todo el mundo. Los generadores fotovoltaicos son una excelente solución cuando hay necesidad de transmitir cualquier tipo de señal o información desde un lugar aislado, por ejemplo: estaciones meteorológicas, teléfonos remotos y teléfonos de emergencia en autopistas, equipos de radio y de vigilancia forestal para la prevención de incendios, plataformas de telemetría, repetidores y transmisores de radio o TV, sistemas de control de alarmas a distancia. Aplicaciones fotovoltaicas en la navegación y en los sistemas de seguridad aérea, radiofaros y sistemas de alimentación ininterrumpida. Es posible encontrar instalaciones fotovoltaicas para la señalización de autopistas y carreteras, ferrocarriles, plataformas petrolíferas, balizas de puertos. Instalaciones fotovoltaicas que alimentan equipos electrónicos para la toma de datos en estaciones de medida medioambiental, plataformas oceánicas, redes de protección sísmica, presas, cauces de ríos, redes de protección civil. También en la protección catódica para grandes estructuras como puentes, gasoductos, y oleoductos. También existen sistemas fotovoltaicos para la iluminación de vallas publicitaria, túneles de carretera, iluminación pública, faros en la costa marina. En la náutica son varias las aplicaciones que requieren de un suministro eléctrico fotovoltaico para aumentar el nivel de seguridad y confort. Las aplicaciones en vehículos eléctricos son cada día más frecuentes. Prácticamente todos los fabricantes de coches del mundo tienen en la actualidad más de un prototipo eléctrico. El futuro en este mercado transcurre más por la electrificación solar de las estaciones de recarga de la acumulación del vehículo eléctrico, que en incorporar al coche módulos fotovoltaicos. Las caravanas se han convertido en auténticos hogares móviles. La incorporación de sistemas fotovoltaicos en caravanas resulta una aplicación en auge. Son utilizados como generadores autónomos que aumentan la disponibilidad de energía eléctrica.
Ningun comentario
Agregar un comentario
Apodo
Email (opcional)
Comentario
Copiar la imagen